Alimentos recomendados por las clínicas dentales

Mantener una buena salud bucodental es imprescindible en todas las edades para gozar de una buena calidad de vida y evitar intervenciones en los dientes. Las clínicas dentales Grup Dr. Bladé hacen mucho hincapié en la prevención de  enfermedades bucodentales, ya que es mucho mejor atajarlas cuando se encuentran en su fase incipiente que cuando se han desarrollado. Para ello, además de una revisiones periódicas para llevar un control exhaustivo de la boca y las piezas dentales, es vital mantener una buena alimentación.

Algunos alimentos que cuidan boca y dientes

  • Queso: la gran cantidad de calcio que contiene este derivado lácteo permite que se mezcle con la placa y actúe como un pequeño escudo contra los ácidos causantes de caries. También es beneficioso para el esmalte de los dientes.
  • Zumos y alimentos ricos en vitaminas: la fruta y la verdura fresca contribuye a que desaparezca la placa de los dientes, con el beneficio añadido de que refresca el aliento. Puedes optar por manzanas, peras o zanahorias. Los componentes antioxidantes y otros nutrientes de estos alimentos también son unos excelentes protectores de las encías, por lo que reducen el riesgo de infecciones bacterianas.
  • : últimamente está muy de moda consumir té en lugar de café. Es una gran decisión, ya que algunos de sus componentes previenen el desarrollo de las bacterias que provocan las caries y enfermedades en las encías.
  • Chicle: sin azúcar, por supuesto. El hecho de masticar un chicle provoca que las glándulas salivales trabajen a un ritmo mayor, y eso actúa como agente limpiador. Obviamente, los chicles con azúcar están contraindicados ya que producen caries y atacan el esmalte de los dientes.

Por contra, se habrían de evitar algunos alimentos que causan caries, como las golosinas con altas dosis de azúcar o que tienden a quedarse pegados en los dientes. Asimismo, en caso de consumirlos, lo ideal sería hacerlo de manera limitada y no a lo largo del día. También hay que tener cierta medida con algunas bebidas, especialmente los refrescos carbonatados. Además de la cantidad que ya hemos comentado, la carbonatación puede afectar al desgaste del esmalte de los dientes, con las consecuentes manchas. Un truco para que no sean tan perjudiciales en este sentido es utilizar una pajita y que el líquido apenas entre en contacto con las piezas dentales.

Hay que tomarse muy en serio las enfermedades bucodentales, ya que no solo pueden desembocar en caries, sino que existen consecuencias más importantes como la pérdida de dientes o incluso el cáncer de boca, que oscila entre uno y diez casos por cada diez habitantes. Una alimentación controlada puede proteger contra todas estas afecciones, así como otros saludables como no fumar o reducir el consumo de alcohol. Obviamente, una buena higiene bucodental con varios cepillados al día y el enjuage de la boca con colutorio contribuyen a la prevención.

Es importante que los niños y niñas adopten medidas de higiene desde bien pequeñitos porque es la manera de asegurarse de que toman conciencia de su importancia y las mantienen a lo largo de su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *