Pescado azul o pescado blanco, ¿cuál es más sano?

Dentro de la dieta, hay un sinfín de teorías y mitos que han pasado de generación y que por alguna extraña razón se han dado como ciertas. Sin embargo, los avances en el mundo de la ciencia, la salud y la gastronomía nos ofrecen muchos más datos para tener conversaciones y reflexiones al respecto con un mayor conocimiento de causa. Al fin y al cabo, los alimentos no son más o menos saludables por el color o el aspecto que tengan, sino por la grasa u otros elementos nutricionales.

¿Alto o bajo contenido en grasa?

Hablando de grasa concretamente, el pescado azul tiene hasta cinco veces más que el pescado blanco. Eso sí, se ha de tener en cuenta que este valor varía de un pez a otro. Por ejemplo, la trucha o el besugo cuentan con entre el 2 y el 5 % de su masa en grasa, el bonito o la sardina del 6 al 10 %, mientras que las angulas o el salmonete pueden llegar a superar el 10 %. De todos modos, estos fríos datos deben ser analizados con medida, ya que se refieren a las grasas insaturadas que sirven para evitar trombos.

La edad del pez también influye en la cantidad de grasa, así como el tamaño, la época de pesca, la temperartura, etc. Todos estos factores se ven reflejados en cómo es el pescado a nivel nutricional y ahí entran en juego otros valores como hierro, fósforo, calcio, yodo, etc.

La alimentación infantil

Eso sí, el pescado es uno de los alimentos más saludables para tener una dieta adecuada, y en ese sentido se debe inculcar su consumo a los niños desde pequeñitos. Las edades tempranas son cruciales para adquirir una buena pauta de alimentación, que inevitablemente influye en un crecimiento sano y completo. En los tiempos que corren es habitual optar por comida rápida o alimentos nutritivos para contentar a los niños, pero es una mala decisión a largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *