¿Se pueden utilizar los drones en plena ciudad?

Los drones Barcelona son uno de esos inventos tecnológicos que han conseguido en poco tiempo crecer muchísimo en popularidad, pero respecto al cual nos lucen muy bien cada uno de los ido es que rigen su utilización, particularmente en todo aquello que está relacionado con su uso en la ciudad.

Es muy importante resaltar que para el caso de España, los drones ya no son definidos como juguetes y es por esa razón que el modo en que son considerados por la ley han modificado de una manera sustancial la interpretación que se hace de su utilización.

Es ilegal volar drones en plena ciudad

Los drones son un tipo de dispositivo que ha demostrado ser demasiado versátil, ya que se lo puede emplear para el entrenamiento militar y también para el entretenimiento de cualquier persona. A su vez, en filmaciones con un alto presupuesto, son fundamentales para lograr las tomas deseadas en poco tiempo y con ángulos increíbles.

Aún que en algunas tiendas se siguen promocionando los drones directamente como un juguete para los niños, esto no es visto de este modo por la ley, ya que diferencian de un coche de radio control infantil, los drones puede ser realmente peligrosos.

Además de lo anterior, el problema de lugares como España, es que las normas actuales se han dictado de una manera temporal, razón por la que no existe una ley sobre la utilización de los drones. No obstante, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea o AESA, que es la institución que regula el espacio aéreo España, ha ofrecido unas cuantas claridades sobre el tema.

Según el contexto actual, sólo es necesario que se muestre una licencia si se quiere realizar una actividad laboral o científica remunerada con el aparato, lo que significa que para utilizar un dron para el transporte de mercancías para la grabación de un video con fines comerciales, lo anterior tendrá que ser claro.

Por otro lado, pese a que el uso de un dron como hobby o como un pueblo recreativo no precisa de una habilitación de la AESA, siempre es necesario cumplir con las normas de seguridad:

  • El dron siempre se debe mantener a la vista y el pueblo no puede superar los 120 m de altura.

  • No es necesario ser un piloto acreditado de drones, pero siempre se los debe volar con seguridad para evitar accidentes.

  • Sólo en las zonas adecuadas para el vuelo de los drones se los puede usar como lugares despoblados, aeromodelismo, etc.

  • Volar un dron en la mitad de la calle o parque, es un riesgo para las otras personas y en caso de suceder algo lamentable, el piloto lleva las de perder.