Lo último en uniformes para hostelería

Estar cómodo cuando trabajas en el sector de la hostelería es crucial para que salga todo bien. Se trata de un trabajo muy exigente, sobre todo por la rapidez con la que hay que funcionar y para tener los mejores uniformes no hay nada como Naisa. Es vital recurrir a tiendas especializadas para que los empleados se sientan cómodos y el vestuario no se convierta en impedimento para el correcto desempeño del trabajo.

Además, hay que tener en cuenta que las altas temperaturas del verano son un hándicap, ya que no todos los establecimientos pueden permitirse tener a sus trabajadores en pantalón corto y camiseta de tirantes, de modo que la elección del tejido, entre otras cosas, pasa a ser un punto importante del negocio.

Comodidad y frescura contra el calor

En verano, por definición, los establecimientos españoles, sobre todo los que se encuentran en la costa, ven aumentado el volumen de trabajo, de manera que los empleados se ven sometidos a mayor presión, hay más clientes y los tiempos de espera no pueden aumentar si se quiere mantener satisfecho al cliente. Por eso, la comodidad en el uniforme del trabajador aumenta su relevancia en esta estación del año. Por ejemplo, los camareros son la cara visible del negocio, ya que ellos se encargan de atender al cliente de la mejor manera posible. Para ello, vestir un traje de chaqueta y corbata puede afectar al rendimiento tanto del trabajador como del negocio, por extensión.

Por eso, en verano debe primar el bienestar del trabajador. Para ello, lo más apropiado es utilizar manga corta. Hay camisas muy estilosas de manga corta que se ajustan al cuerpo sin apretar, de manera que el trabajo no se vuelve un calvario. Tampoco es recomendable ir al otro extremo y utilizar ropa demasiado informal, como la que es excesivamente ancha.

El sector de la hostelería no vive solo de los productos que ofrece, sino también de la imagen que se proyecta. Por eso se suele recomendar camisa, pero también un pantalón negro que aporte elegancia en el servicio al cliente, pero buscando siempre la comodidad del trabajador. En caso de que el negocio pretenda ser algo más informal que la norma y parecer más cercano y moderno al cliente, unos pantalones vaqueros también pueden ser apropiados. Obviamente, el mundo de la moda y la imagen es muy subjetivo, así que dirá mucho del branding que quiera ofrecer el negocio.

También hay que tener en cuenta para estas fechas, en las que el sol aprieta y las temperaturas no hacen más que subir, que el sudor no da muy buena imagen, y al cliente no le gustará ver a un trabajador manipulando alimentos y bebidas si va chorreando sudor, así que esa es otra buena razón para proporcionar uniformes frescos y ligeros a los empleados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *